EL PRESUPUESTO

Una vez elegido el tipo de Ceremonia, es el momento de empezar a pensar en EL PRESUPUESTO con el que vamos a contar. 
En otros tiempos era frecuente que fueran los PADRES de los novios los que corrieran con los gastos y cada familia se hacía cargo del coste de sus invitados.

Ventajas: Los novios se despreocupaban del tema económico.
Inconvenientes: A los novios les quedaba poco "margen" para elegir, podían tener "voz" pero no tenían "voto".

Actualmente es más corriente que sean los novios los que se hagan cargo de todos los gastos, o al menos de la mayoría. Vamos a quedarnos con esta opción, y es el momento de hacer "números".

Si contáis con un presupuesto limitado, es mejor ceñirse a él. No penséis en el dinero que os supondrán los regalos, porque con la "crisis" os podéis llevar más de una sorpresa.

Lo primero que tenéis que hacer es una LISTA DE GASTOS y asignarles un presupuesto para cada uno de ellos:
  • Coste de la Ceremonia: Iglesia, Ayuntamiento o Maestro de Ceremonias.
  • Invitaciones.
  • Banquete.
  • Alianzas.
  • Vestido de Novia y Traje del Novio, ambos con sus Complementos.
  • Flores: Ceremonia, coche, novia, novio, padrinos.
  • Detalles de Boda.
  • Fotógrafo.
  • Vídeo.
  • Viaje de novios.
  • Otros gastos: Alquiler de coche, Tarta de Bodas, Ideas originales, etc...
Si va a ser una boda convencional con un mínimo de 100 invitados, el "grueso" de los gastos se lo va a llevar el Banquete, pero eso no debe llevaros a tomar "decisiones equivocadas".

Puede pareceros un trabajo tedioso e inútil, pero merece la pena tomarse un tiempo y así evitar sorpresas de última hora.

Una vez que tenemos asignada una cantidad para cada punto de la lista es el momento de "PASAR A LA ACCIÓN"


Con la tecnología de Blogger.