EL PRIMER PASO

Ya habéis tomado la decisión de casaros...Bien!!!!. Tanto si tenéis 1 año por delante como si tenéis 1 mes hay que empezar a tomar decisiones.
Lo primero es elegir la fecha, aunque en principio parece algo sencillo, cuando te pones a ello se va complicando. Tenéis que pensar en qué mes os gustaría y después en qué mes os cuadra más con el trabajo, los estudios...Lo normal es que ambos meses no coincidan. Pero, si además, tenéis en cuanta a los invitados...se convierte en tarea imposible.
Consejo: Tenéis que elegir el mes que os permita disfrutar de unos días de tranquilidad para los últimos preparativos.
Mi consejo práctico: Si no os importa el mes...actualmente hay muchos restaurantes, hoteles, cáterings, etc... que ofrecen importantes descuento dependiendo de la fecha (normalmente de Octubre a Febrero, según de la zona) y eso puede suponer un importante ahorro en el presupuesto. 
Ahora que ya tenéis el mes hay que decidir el día. Hace muchos años lo normal era que las bodas se celebraran el domingo, ya que era el único día de la semana que todo el mundo tenía descanso. Con los cambios en las costumbres laborales, el día de celebración por excelencia pasó a los sábados y en la actualidad sigue siendo el día de la semana preferido para casarse.
En cuanto al resto de los días de la semana, ya conoces del dicho: "En martes ni te cases ni te embarques"
Consejo: El sábado es el mejor día de la semana, ya que la mayoría de los invitados podrán disponer del día libre y tienen el domingo para descansar o volver a su lugar de origen, si han tenido que desplazarse.
Mi consejo práctico: Como en el punto anterior, hay hoteles, restaurantes, etc..., que ofrecen descuentos y ofertas para bodas celebradas en viernes o domingo. Planear una boda unviernes por la noche, puede ser divertido y suponer un gran ahorro.
Por fin tenéis el mes y el día de la semana, solo falta elegir la semana.
Mi consejo práctico: Aunque tanto vosotros como los invitados ya conoceréis la fecha desde hace mucho, es mejor elegir la primera o segunda semana del mes. Para entonces todo el mundo tiene la nómina reciente y puede asumir mejor los gastos.
A pesar de todos estos consejos, si tenéis pensada una fecha concreta, no lo dudéis y fijad vuestra boda para ese día, porque será un "GRAN DÍA" para recordar toda la vida.
Con la tecnología de Blogger.